Pasta de Queso Fresco al Horno

Esta es una forma única e innovadora de preparar la cena. Pon los ingredientes de la salsa en un recipiente y deja que el horno haga la magia.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars

4 Porciones

Cenas Recetas Renovando Las Tradiciones Queso Fresco Mexicano

La pasta de Queso Fresco al horno es una forma única e innovadora de preparar la cena. Pon los ingredientes de la salsa en un recipiente y deja que el horno haga la magia. Aplasta los ingredientes cuando estén listos y obtendrás una salsa perfecta para mezclar con tu pasta favorita al dente. Puedes usar Queso Fresco Mexicano o Queso Centroamericano Tropical.

La pasta de feta al horno se convirtió en una sensación en las redes sociales, ¡y no hay duda de por qué! Es fácil, rica y rápida. El queso y el tomate se convierten en la salsa para pasta dentro del horno. Esta receta usa Queso Fresco Tropical, que se ablandará en el horno y se desmoronará perfectamente cuando se mezcle con la pasta. ¡Disfruta!

Ingredients

  • 2 pintas (17 1/2 oz / 500 gramos) de tomates cherry o uva
  • 4 dientes de ajo, cortados a la mitad a lo largo
  • 1/2 taza de aceite de oliva virgen extra, cantidad dividida
  • Sal kosher
  • 1/2 bloque de 12 oz de Queso Fresco Tropical
  • 1/2 cucharadita de hojuelas de pimienta roja triturada
  • Pimienta negra recién molida
  • 12 onzas de pasta seca de longitud media, como campanelle, rigatoni o rotini
  • Hojas de albahaca fresca para servir

Preparation

  1. Coloca una rejilla en el medio del horno y precalienta a 400 grados.
  2. En un recipiente para hornear de 9 x 13 pulgadas, combina los tomates, el ajo y 1/4 taza de aceite de oliva. Espolvorea con un poco de sal y revuelve para cubrir. Coloca el Queso Fresco en el centro de los tomates y el ajo, cubre con el aceite de oliva restante y espolvorea todo el plato con hojuelas de pimienta roja triturada y un poco de pimienta negra. Hornea durante unos 40 minutos, hasta que el ajo se haya ablandado y los tomates hayan reventado la piel.
  3. Mientras tanto, pon a hervir una olla grande de agua con sal. Cocina la pasta según las instrucciones del paquete hasta que esté al dente. Reserva 1 taza del agua de la pasta y luego escurre la pasta.
  4. Aplasta el Queso Fresco y los tomates con un tenedor y mezcla hasta que sea uniforme. Revuelve la salsa con la pasta, agregando el agua de la pasta reservada según sea necesario, si está seca. Prueba y sazona con sal y pimienta adicionales, al gusto. Para servir, divide en platos hondos y cubre con abundantes hojas de albahaca.