Chiles rellenos de queso y chorizo

Chiles rellenos de queso y chorizo

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars

4 Porciones

Almuerzos Aperitivos Cenas

Los chiles rellenos son una rica tradición en México. Se originaron en el estado de Puebla, pero están en todos los hogares y restaurantes mexicanos. Durante septiembre, hay una versión de Chiles Rellenos llamada Chiles en Nogada, que es el platillo por excelencia para celebrar la Independencia de México. El Chile Poblano se rellena con carne picada y frutas, se cubre con una salsa blanca cremosa de nuez llamada Nogada, y se cubre con semillas de granada, dándole los tres colores de la bandera mexicana: verde, blanco y rojo.

Hay muchos estilos diferentes para preparar chiles rellenos y varias opciones para rellenarlos. El queso y la carne molida (o picadillo) son los rellenos más habituales, pero los cocineros ponen su propio estilo e ingredientes.

En esta receta, usamos Queso Fresco Mexicano Tropical y Chorizo Mexicano, y cubrimos con Crema Mexicana. Disfruta los auténticos sabores mexicanos con estos Chiles Rellenos de Queso y Chorizo.

Ingredientes:

Preparación:

  1. Retire las envolturas del chorizo. En un sartén de 12”, sobre fuego medio-alto, cocina chorizo hasta que este dorado por todos lados, revolviendo de vez en cuando. Con un cucharón raneado, separa los chorizos a un plato.
  2. En el mismo sartén, en aceite caliente, cocina la cebolla y calabacín por 5 minutos o hasta que este entre tierno y crujiente, removiendo de vez en cuando. Añade el arroz, salsa de tomate, orégano, sal, y chorizo cocinado. Cocina por 10 minutos, revolviendo de vez en cuando para mezclar los sabores.
  3. Precalentar el horno a 350⁰F. Añade ¾ taza de Queso Fresco a la mezcla de chorizo. Corta cada chile poblano por la mitad longitudinalmente y remover semillas. Con una cuchara añade la mezcla de chorizo a cada mitad. Coloca en un plato de hornear de 12×8; espolvorea los chiles con el queso fresco restante. Cubre con papel aluminio y hornear por 20 minutos. Después, remover el papel aluminio y hornear por 10 minutos más o hasta que los chiles estén tiernos.
  4. Para servir, rociar con la crema.